Comunicación
Social

El pasado 3 de julio se cumplieron 66 años en que las mujeres mexicanas por primera vez acudieron a las urnas a emitir su voto.

 

En ese año 1955, se eligieron a diputados federales por la XLIII legislatura de los cuales sólo 4 fueron mujeres: Remedios Albertina, Margarita García, Guadalupe Ursúa Flores y Marcelina Galindo Arce.

 

A más de seis décadas del voto femenino es importante ver el avance, pero sobre todo el cúmulo de pendientes que se tienen con nuestro género, que ha luchado permanentemente por derechos que son fundamentales y que en muchas ocasiones se piensa que son una regalía, nada más falso y discriminatorio que ello.

 

Que las mujeres votaran permitió también que fueran votadas. El avance en este tema de ser ellas candidatas ha sido sumamente paulatino debido a todas las barreras estructurales que hemos tenido que romper y poner de manifiesto.

 

Con todo ello la lucha que millones de mujeres de manera individual y colectivamente han realizado durante generaciones en el mundo y en nuestro país ha hecho que pasemos de un sistema de simples recomendaciones a un sistema de pro cuotas, cuotas hasta llegar a la paridad y de ahí a la paridad total consagrada como principio constitucional.

 

Sin embargo, hay resistencia para que las mujeres logren llegar verdaderamente a espacios de toma de decisión importantes.

 

En nuestra entidad en septiembre de 2020 se publicaron reformas en materia de paridad y violencia política de género contra las mujeres en razón de género con el fin de avanzar en la igualdad sustantiva de mujeres y hombres.

 

Hoy en día es obligatorio postular 50% de mujeres y 50% de hombres no obstante nos damos cuenta de que la paridad entre mujeres y hombres no se alcanzó en esta elección.

 

En la próxima conformación del Congreso del Estado 45.33% son mujeres y 54.67% hombres. Sólo 34 mujeres de un total de 75 escaños nos permiten dar cuenta que por sí misma la postulación paritaria de candidatas no es suficiente para alcanzar la paridad.

 

A nivel nacional hemos visto el importante papel que juegan los órganos administrativos en el tema de la paridad, un ejemplo claro es el INE y varios organismos públicos locales que generaron acciones afirmativas para mujeres y grupos históricamente discriminados.

 

También están los órganos jurisdiccionales que son garantes de los principios constitucionales entre los que se encuentra la paridad.

Las mujeres desean participar en la política de manera activa. Estamos obligados y obligadas a derribar la exclusión en la que han estado en el ámbito político.

Lunes, 28 Junio 2021 09:00

Los dilemas de la democracia

Es bien sabido que la democracia no es el paraíso, sin embargo, sí es hasta el día de hoy la mejor forma de gobierno que permite la aspiración de acercarnos a una sociedad más justa e igualitaria en razón de la serie de derechos fundamentales que tutela y la forma en la que se organiza.

 
 

Desde su raíz demos que significa pueblo y kratos que es poder; las sociedades contemporáneas y liberales tienen claro que la soberanía reside en el poder del pueblo quien tiene el inalienable derecho de cambiar su forma de gobierno.

 

Así las elecciones son una parte fundamental en los sistemas democráticos pues es a través de ellas que la ciudadanía ejerce su derecho de elegir a quienes serán sus representantes para atender sus demandas.

 

Ahora bien, si la democracia es lo mejor que tenemos ¿Cuáles son los dilemas de la misma? ¿Cuál es esa problemática que coexiste permanentemente? ¿Qué es lo que debe ser modificado para fortalecerla?

 

Respecto de la primera pregunta la propia génesis de la democracia presenta un dilema basado en la desconfianza que hace que el régimen democrático tenga características de ser vigilado, distribuido y controlado para que funcione correctamente.

 

El poder no puede estar concentrado en una sola persona, en un solo grupo, eso era muy común que ocurriera hace 40 años cuando existía un solo partido en el poder: el PRI. A partir de una serie de reformas constitucionales en materia electoral se logró un cambio importante que dio paso a la pluralidad de fuerzas políticas actuando en diferentes espacios generando un sistema de pesos y contrapesos, éstos son parte de la respuesta al segundo cuestionamiento y que tiene que ver en cómo funcionan en la realidad.

 

Pues aún con su beneficio en muchas ocasiones esta vigilancia y control necesarios se utilizan para crear suspicacia y critica de quienes ocupan espacios de representación, en este sentido lamentablemente la historia política de nuestro país y de la entidad mexiquense ha dado cuenta de actos contrarios a la democracia como corrupción y uso indebido del poder, ahí parte de uno de los dilemas.

 

A unos días de haber pasado la elección más grande de la historia se hace patente fortalecer a la democracia. Un punto importante es considerar a la ciudadanía no solo para las urnas sino como la mayor virtud que tiene el régimen democrático.

 

Se debe robustecer a la sociedad civil, atender los problemas y denuncias de la ciudadanía, de los colectivos de feministas, defensores de derechos humanos, ecologistas, periodistas y todos aquellos grupos históricamente discriminados.

 

En una democracia incipiente como la nuestra más nos valdría hacer parte a los y las ciudadanas de la política, la misma no puede seguir concentrándose en grupos de poder que le den la vuelta a la realidad social de pobreza y desigualdades que es palpable.

 

Una de las grandes problemáticas que los sistemas democráticos contemporáneos buscan erradicar a través de políticas públicas y en cumplimiento a la tutela obligatoria de los derechos fundamentales, es el de la pobreza.

 

Entendida como la situación en que se encuentra una persona cuando presenta al menos una carencia social y no tiene un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades, para la Organización de Naciones Unidas la pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos.

 

Sin lugar a duda la pobreza es un gran pendiente para resolver, por ello en la agenda 2030 poner fin a la misma es el primero de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible, vaya tarea.

 

También es un problema de derechos fundamentales relacionado directamente con el de la igualdad.

 

Visto como un principio, la igualdad establece que todos somos iguales por el simple hecho de ser seres humanos y generalmente es concebida en términos de igualdad ante la ley.

 

Sin embargo, en relación con la pobreza, la igualdad debe ser vista considerando diferentes variables tal y como lo refirió Amartya Sen, Premio Nobel de Economía de 1998.

 

¿Cuáles son estas otras variables? Considerar por ejemplo que las personas somos diversas y que la igualdad de oportunidades para el bienestar requiere analizar por ejemplo la constitución física de las personas, la nutrición, el espacio geográfico en el que se vive, la edad, el sexo, la propensión a las enfermedades, las condiciones físicas y mentales.

 

Todas estas capacidades que nos hacen desiguales y que deben ser consideradas al momento de proyectar políticas públicas que estén encaminadas a dar solución a la condición de pobreza que existe.

 

Por ejemplo, nuestra entidad lamentablemente presenta datos que son de especial atención. De acuerdo con cifras del CONEVAL en la última y más reciente medición de la pobreza en la entidad 7,546.5 miles de personas que representan un 42.7% de la población se encuentran en situación de pobreza y sólo 3,610.5 miles de personas que representan un 20.4% están considerada como población no pobre y no vulnerable.

 

Como se observa es un gran contraste el que existe más aún si se considera que entre estos dos extremos tenemos datos de población en situación de pobreza extrema, población vulnerable por ingresos y vulnerable por carencias sociales sin contar los efectos de la pandemia del COVID-19.

 

Erradicar la pobreza es un tema que debe ser puesto como prioridad en las agendas políticas en un estado tan diverso, plural y con los índices de pobreza que presenta.

 

La democracia no se queda solo en la parte electoral. La democracia exige trabajar en propuestas sólidas para ir cerrando las brechas de inequidad que hay y para ello siempre será necesario considerar las variables ya referidas.

 

Los derechos humanos tienen una gran relevancia, sobre todo en los países que se reconocen como democráticos.

 
Los derechos humanos son aquellos derechos inherentes a todos los seres humanos, sin que exista distinción alguna respecto del sexo, residencia, nacionalidad, origen étnico, color, lengua, religión o creencia.

 

A pesar de ser derechos que, como su nombre lo indica, todo ser humano tenemos, estos no siempre han estado garantizados y en diversas partes del mundo, incluido nuestro país y lamentablemente nuestra entidad la violación a los mismos se ha hecho patente.

 

Un ejemplo muy lamentable fue el caso de San Salvador Atenco, caso que llego a la Corte Interamericana de Derechos Humanos quien refirió que en ese caso “el uso de la fuerza por parte de las autoridades policiales al momento de detenerlas no fue legítimo ni necesario, pero además fue excesivo e inaceptable por la naturaleza sexual y discriminatoria de las agresiones sufrida”

 

En donde los derechos violados consistieron en las detenciones arbitrarias, el abuso sexual, la violación, allanamiento de morada, derecho a la vida, derecho de los menores, derecho a la legalidad, retención ilegal.

 

A partir de la reforma del 10 de junio de 2011 en nuestro país lo que se trato fue de hacer una reconfiguración contextual sobre los derechos humanos.

 

Su finalidad fue fortalecer el sistema de reconocimiento y protección de los derechos humanos, fueron modificados 11 artículos de nuestra Constitución.

 

Así uno de los cambios de suma importancia fue la modificación de la denominación del Capítulo I, Título primero para pasar de “De las garantías individuales” a “De los derechos humanos y sus garantías”.

 

Este avance fue fundamental para tener hoy en día principios como el de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad de los derechos humanos.

 

Lo que obliga a todas las autoridades en el ámbito de sus competencias a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.

 

Además de obligar al Estado a prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones de derechos humanos.

 

Hoy en día un número importante de sistemas jurídico-políticos se basan en los derechos humanos. En nuestro país desde la constitución de Apatzingán de 1814 se consideró un catálogo de los derechos del hombre y en 1857 la Constitución contenía ideas claras de igualdad, libertad y seguridad personal.

 

Hoy celebramos diez años de esta reforma constitucional que estableció el control de convencionalidad como una herramienta para cumplir con la obligación de tutelarlos y protegerlos.

 

Lamentablemente aún se vive impunidad en las violaciones de derechos humanos hoy en día las torturas y las desapariciones forzadas, los abusos contra migrantes, ejecuciones de diferentes tipos y ataques a defensores de derechos humanos siguen siendo nota todos los días.

 

Hay grupos vulnerados y altamente discriminados. Por ejemplo, de acuerdo con el Comité para la Protección de los Periodistas y Reporteros sin Fronteras, México es uno de los países más peligrosos para los periodistas y también para los defensores de derechos humanos en donde los hechos de violencia contra ellos casi nunca se investigan.

 

En el ámbito electoral la violencia y la violencia política contra las mujeres en razón de género también es un tema con soluciones pendientes. Aún hay mucho por hacer……

 

Viernes, 11 Junio 2021 09:00

Desaciertos y éxitos de la elección

 

Sin duda ha sido una elección inédita. Una elección con un enorme grado de violencia política, que se anunció y denunció por los actores políticos y que lamentablemente se materializó el pasado domingo 06 de junio.

 

Hechos como los ocurridos en Nextlalpan, el robo de material electoral en Metepec, el artefacto explosivo que se encontró en Naucalpan de Juárez, las intimidaciones y grupos de choque denunciados en Ixtapaluca, Chimalhuacán, algunos otros municipios que presentaron incidentes como Teotihuacán y Coacalco son solo una muestra de lo grave de un tema que aqueja nuestro entorno social.

 
Sin duda focos rojos que los partidos políticos ya habían denunciado. ¿Se pudo haber evitado? Algunos pensaran que no porque seguramente no los vieron o no lo quisieron decir otros más dirán que son cosa del pasado y que lo que hay que hacer es continuar.

 

 

Lo cierto es que estamos obligados a reflexionar, el desacierto está ahí y se llama violencia, misma que mina el tejido social y que tiene relación con otros factores que nos aquejan como sociedad: la pobreza, la desigualdad, la falta de oportunidades para diferentes grupos sociales en donde la interseccionalidad ocurre y con ello la marginalidad se hace presente y más latente.

 

Es a través de las elecciones que se refrenda el beneplácito de un gobierno o se desaprueba al mismo.

 

La participación ciudadana es sin duda el éxito de la pasada jornada electoral, un 54% de mexiquenses acudieron a las urnas. Un total de seis millones doscientos sesenta y dos mil ciento cincuenta votos que fueron contados por nuestros vecinos y vecinas que aceptaron aún con la pandemia ser funcionarios de mesa directiva de casilla.

 

Un PREP que al primer corte a las 20:20 horas logró dar resultados preliminares y que conforme transcurrió fluyó con resultados que hoy se ven cotejados con los cómputos distritales y municipales.

 

Es importante hacer mención que los cómputos distritales y municipales que comenzaron este 9 de junio darán los resultados finales de la elección de cada uno de los 125 municipios y de los 45 distritos en donde contendieron hombres y mujeres por el principio de mayoría relativa.

 

Algunos cómputos municipales cambiarán de sede; del lugar en donde se ubica la junta a las instalaciones del IEEM en Paseo Tollocan, casos como el de Teotihuacán y Coacalco en donde se privilegió la seguridad de los y las ciudadanas que participan de esta etapa del proceso.

 

En la democracia siempre hay vencedores y vencidos pero lo que deben privilegiar ambos es el compromiso que se tiene con la ciudadanía y las demandas económicas, sociales y políticas.

 

Esta elección tuvo una participación ciudadana mayor a la pasada elección intermedia opacada lamentablemente por la violencia. Erradicarla es uno de los grandes retos de quienes lleguen a esos espacios.

Página 29 de 34

Conéctate