Logo del Instituto Electoral del Estado de México
Logo del Centro de Medios

Hace un par de días, en el marco de la 6° Feria Internacional del Libro del Tribunal Electoral Poder Judicial de la Federación se presentó el “Cuento Explorando la Democracia”, de la autoría de la Magistrada María del Carmen Carreón Castro, con lo cual me hizo reflexionar acerca de la inmensidad de espacios con los que puede contar la niñez para participar y expresarse libremente.

 

Contribuir y dotar de elementos que permitan capacitar y promover los derechos de los menores de edad, y su reconocimiento como sujetos de derechos, nos permitirá contar dentro de un par de años, con una ciudadanía participativa, e informada de forma eficaz.

 

Si bien, la infancia no es titular de derechos políticos propiamente hablando al carecer de la mayoría de edad, la realidad es que las necesidades que repercuten en su entorno y desarrollo nos obliga a pensar y comprometernos a establecer mecanismos que impulsen programas para su protección reforzada.

 

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a obtener información y realizar actividades que les permita comprender temas de los cuales, en un par de años deberán decidir.

 

Esto es, de acuerdo a su edad y comprensión se les puede fomentar diversas formas de intervención que coadyuven en la sensibilización e importancia de la integración y participación en la sociedad.

 

Por ejemplo, resulta relevante mostrarles la importancia de acudir y ser parte de formas simples de asociación como son los clubes de actividades recreativas, artísticas, culturales, Y deportivas; hasta otras más complejas conforme se van acercando a la adolescencia, como podrían ser los Consejos Estudiantiles –los cuales, en muchos casos, hasta llevan a cabo sus propias elecciones- y las asociaciones de alumnos.

 

De esta forma, vemos que la mejor expresión de los menores de edad es mediante el reconocimiento a sus derechos, permitiéndoles poner en práctica su derecho a opinar.

 

Por ello, también permítanme compartirles que el Instituto Nacional Electoral -como hace varios años- llevará a cabo la Consulta Infantil y Juvenil, en la cual, con boletas diferenciadas por rangos de edad se preguntará a niñas, niños y adolescentes de todo el país, acerca de situaciones que les interesa, y que requieren de participación de todas y todos para mejorarla o cambiarla.

 

Esta actividad se llevará a cabo del 17 al 25 de noviembre, con el apoyo de instituciones de educación pública; además, se habilitarán módulos itinerantes en lugares públicos.

 

Como vemos, la libre opinión, información, y expresión de la niñez, forma adultos con mayor capacidad para plantear soluciones, organizarse, pero sobre todo con una participación activa, eficaz y mayor informada.

 

A manera de reflexión final, permítanme citar la Guía elaborada por la UNICEF, que describe la importancia de la participación y expresión de la infancia, al señalar: “…Cuando educamos a los niños, niñas y adolescentes para que participen y expresen su opinión contribuimos a la formación de sociedades más democráticas que busquen soluciones a conflictos sobre la base del diálogo y al respeto de las posiciones contrarias. La participación y expresión son valores esenciales en una comunidad pacífica, por lo tanto, todos/as estamos comprometidos/as a inculcarlos a las futuras generaciones...”[1].

 

[1] Derecho a la Participación de los Niños, Niñas y Adolescentes. Guía Práctica para su Aplicación. UNICEF 1946-2006. Santo Domingo, República Dominicana.

 

 

 

A partir del deseo e impulso de varias ciudadanas y ciudadanos (incluso habrá que tener presente a quienes acudieron a instancias internacionales), en México se incluyó a nivel Constitucional y legal la posibilidad de competir y acceder a diversos cargos de elección popular de forma distinta a la postulada por partidos políticos.

 

Así, en nuestro país la candidatura independiente surge cuando una persona aspira a un cargo de elección popular –Gobernador, Diputado Local o miembros del Ayuntamiento-, cumpliendo con las formalidades, requisitos, condiciones y términos que se establecen en la legislación local, sin mediar una institución partidista.

 

De esta manera, la legislación dispone de diversas etapas para poder contar con su registro (aprobación por la autoridad electoral), para después competir (hacer campaña), de frente a las postulaciones que hagan los partidos políticos. Pero para ello, deben primero cumplir con las siguientes etapas: convocatoria; actos previos al registro, obtención del apoyo ciudadano, y finalmente la aprobación de su registro.

 

En este proceso electoral, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) aprobó un Reglamento para quienes desearan aspirar a una candidatura independiente, y emitió la convocatoria para quienes estuvieran interesados (as).

 

De ahí que, entre el 20 de octubre y 23 de diciembre de 2017 se recibieron 51 escritos de manifestación de intención para contender por la vía independiente para una de diputación local y 61 escritos para integrantes de ayuntamientos.

 

Una vez analizado si cumplían con los requisitos de ley se otorgó el carácter de aspirantes a 86 personas (43 por cada tipo de elección).

 

Posteriormente durante 30 y 45 días, dependiendo el tipo de elección, las y los aspirantes acudieron entre sus vecinos, amigos, todos ellos pertenecientes a su distrito o municipio para recolectar las firmas de quienes se encontraban de acuerdo en que obtuvieran la candidatura (el 3% de la lista nominal de electores). Para el desarrollo de esta actividad, por primera vez se utilizó una aplicación en los celulares para obtener dicho apoyo. Al final, 19 de ellos hicieron campaña en el proceso electoral del Estado de México.

 

Si bien, dentro de su plena libertad de expresión, diversas voces podrán considerar que las candidaturas independientes han rendido frutos o no, lo cierto es que esta experiencia resulta enriquecedora y nos permite un análisis del desarrollo de esta figura en nuestro estado.

 

Vale la pena resaltar que, en varios municipios, el porcentaje de votación candidatos (as) independientes fue significativo. Un ejemplo de ello fue Apaxco, donde el candidato, si bien no ganó esta elección, sí obtuvo más del 19% de los votos.

 

Además, en varios municipios se asignaron regidores por el principio de representación proporcional derivado del nivel de participación (votos) mediante esta forma de participación democrática.

 

De ahí que -si me lo permiten- pudiera asegurar que existen importantes áreas de oportunidad y reflexión, sobre todo, porque nos permite observar que la sociedad reflejó su decisión y optó por el mecanismo o forma de postulación que más le convenció (partidista o independiente).

 

Quizá se preguntarán ¿Qué sigue? Pues es justamente estar atentos a los siguientes procesos electorales, para poder saber si la figura de la candidatura independiente continuará siendo un vehículo de libre expresión y toma de decisiones en la vida política de la ciudadanía mexiquense.

 

 

En los últimos años, las carreras deportivas se han vuelto cada vez más populares. El atletismo -en versión running-, mueve y apasiona a miles de personas. Ahora es común observar actividades, reseñas, revistas y hasta páginas electrónicas dedicadas a la difusión de este tipo de competencias.

 

Estas carreras tienen su origen en la antigua Grecia, donde los varones se disputaban el primer lugar al completar un trayecto determinado en el menor tiempo posible. Ahora, hombres y mujeres -por igual- se vuelcan a competir diversos tipos de carreras: a pie (de velocidad, media y larga distancia, con vallas, con obstáculos, de millas o de relevos); de resistencia, por puntos o de obstáculos, entre otras.

 

Se preguntarán qué relación guarda este tipo de deportes con los procesos electorales. En principio diría que nada, pues se trata de asuntos cuya importancia y escenarios son totalmente distintos; sin embargo, permítanme usar como metáfora este tipo de carreras atléticas, para mostrar la complejidad de las elecciones que se llevarán a cabo el 1 de julio.

 

Aquí, los participantes (partidos políticos, candidaturas) se esfuerzan para participar en la vida democrática y acceder a un cargo de elección popular, lo cual implica una preparación previa de manera intensa, deberán atravesar múltiples obstáculos, caminarán durante varias semanas para acercarse a la ciudadanía para expresar sus ideologías y propuestas, a fin de contar con la preferencia electoral el día de la jornada electoral.

 

En las carreras deportivas, existen árbitros o jurados quienes dan el banderazo de salida, y vigilan el correcto desarrollo de la competencia; en el caso del Proceso Electoral Local 2017-2018 en el Estado de México, el organizador de la justa electoral es el Instituto Electoral del Estado de México -en coordinación con el Instituto Nacional Electoral-, quien tendrá que garantizar un proceso justo para quienes desean acceder a las 45 diputaciones locales y 125 Ayuntamientos.

 

El desarrollo de los procesos democráticos resulta fundamental para la sociedad mexiquense, además debemos recordar que existe un ejército de personas que están pendientes y dedican sus esfuerzos para ese día trascendental.

 

Tratándose del árbitro electoral, se apoya en miles de personas en cada una de las etapas del proceso electoral (capacitadores-asistentes electorales, monitoristas, funcionarios de casillas, representantes de partidos políticos, observadores electorales); quienes están atentos a cuestiones territoriales, (cantidad de distritos electorales), condiciones geográficas (ubicación de las mesas directivas de casilla), entre otras tantas actividades.

 

Así, como vemos, la justa deportiva tiene un buen final siempre que traiga consigo un gran esfuerzo, disciplina e incluso sacrificios personales, físicos y mentales.

 

Por otra parte, quienes participan en los procesos electorales como competidores deben contar con elementos mínimos como: la disciplina, el esfuerzo, propuestas u ofertas políticas, debate e intercambio de ideas.

 

En cuanto al árbitro electoral, los principios de transparencia, equidad, legalidad, objetividad, certeza, disciplina, resultan la piedra angular para incentivar el voto de la ciudadanía.

 

 

Por cuanto hace a carreras deportivas, me gustaría comentarles con gusto, que el último domingo de abril se llevó a cabo la 9ª Carrera Deportiva por la Democracia, organizado por el Instituto Electoral del Estado de México. Espacio donde más de 2,600 participantes de todas las edades y condiciones físicas, en situaciones de igualdad, acudieron al llamado a una sana convivencia y fomento a los valores democráticos de respeto, tolerancia, inclusión e igualdad.

 

Respecto al proceso electoral, en un par de semanas, más de 12,000 candidatas y candidatos, realizarán actos de campaña con miras a obtener el triunfo y ocupar diversos cargos de elección popular.

 

De esta manera, la autoridad electoral está preparada para llevar a cabo con gran responsabilidad, profesionalismo, legalidad y absoluto compromiso, las tareas propias del proceso electoral para elegir a quienes integrarán los Ayuntamientos y el Congreso local, por lo que resulta fundamental el informar y concientizar a cada uno de ustedes de su papel en la toma de decisiones este 1 de julio, pues en la vida política-democrática lo más importante siempre será tu participación.

 

 

Página 1 de 7
Agosto 2022
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31